Colchon de matrimonio o para descansar a pierna suelta

Colchon de matrimonio

Cuando compramos un colchon de matrimonio que suele de medidas superiores a 150 cm, puede ser por 2 motivos, o que tenemos pareja, o que queremos descansar a todo lo ancho.

Si con los colchones individuales debemos buscar que nos ayuden a descansar y dormir. Con uno doble, el descanso y el sueño deben primar aún más.

Cómo elegir un colchon de matrimonio

Son muchos factores a tener en cuenta, la edad, la condición física, altura y peso, sensibilidad de nuestra piel y si tenemos algún tipo de enfermedad o alergia por ejemplo a los ácaros.

Firmeza o elasticidad es otro factor que puede influir en la decisión de compra de nuestros colchones.

En el caso de los colchones dobles, podemos elegir los que ofrecen independencia entre los dos lados de la cama. Lo que permite no molestar al otro con nuestros movimientos.

Colchon de matrimonio de muelles o de espuma

Dependerá de la firmeza que busquemos o del confort. Además también puede influir el tiempo que queramos que nos dure.

Los de muelles, que ya no tienen nada que ver con los que “sufrimos” en nuestra juventud y niñez. Ahora han mejorado mucho, se venden ensacados, con diferentes capas que le dan mayor firmeza y adaptabilidad. Suelen dar la sensación de ser más duros que los de espuma, látex o viscoelástica.

En cuanto a la espuma, yo están fabricados solo de poliuretano o goma espuma, los de espumación HR, ofrecen una gran capacidad de recuperación a su estado normal después de ser presionados y con diferentes densidades ofrecen mayor confort, ventilación y durabilidad.

También están los de viscoelástica, invento de la NASA y que son los más comercializados y buscados en estos tiempos.

Descansar en un colchon de matrimonio

Lo primero es buscar el bienestar de ambos, y para ello hay que buscar un soporte que se adapte a los cuerpos y características de las dos personas.

El peso puede influir, y más si hay mucha diferencia entre ambos.

Sensibilidad a la temperatura. Muchas personas pueden ser más sensibles o generar más calor con su cuerpo que otras, y eso puede influir en el descanso.

Una medida mínima para una pareja es de 135 cm aunque se recomienda elegir un colchón a partir de 150 cm.

Que más a tener en cuenta al comprar un colchon de matrimonio

La firmeza, el acolchado, transpiración, o el núcleo pueden influir mucho en el descanso de la pareja o de uno u otro a la hora de dormir.

Independencia de lechos, sin duda los colchones que mejor se adaptan a una pareja son los que disponen de dos espacios totalmente definidos, cada uno se adapta a la persona que duerme en él.

También puedes encontrar en el mercado colchones gemelos, unidos solo por una cremallera o velcro. Si no están bien conseguidos pueden provocar algún susto o malestar, por lo que hay que elegir bien que compramos.

Ruidos y movimientos de un colchon de matrimonio

Ya hemos hablado de algunos factores a tener en cuenta a la hora del movimiento de las dos personas que comparten el colchón.

Pero y los ruidos, también pueden despertar a la otra persona, o, ya sabemos que en una cama de matrimonio se suelen practicar algunos “ejercicios” que dependiendo de la hora pueden provocar movimientos y ruidos extraños que nos pueden sacar los colores.

Nuestros vecinos y vecinas también nos lo agradecerán. Como veis la decisión de compra de un colchón puede influir en muchos factores. Hasta en la relación que podamos tener con nuestros vecinos.

Algo que hay que cuidar si tenemos hipoteca para muchos años.