Colchon de latex natural, fabricados con la savia del árbol de caucho

Colchon de latex natural

El colchon de latex natural está fabricado con la savia de árbol del caucho (Hevea Basiliensis). Un líquido blanco y bastante denso.

También existe el latex sintético, que se ha extendido debido a la demanda y sobre todo porque la materia prima del natural está regulada y cada vez hay más demanda y menos cantidad.

Ventajas del colchon de latex

Los colchones de látex tienen muchas propiedades, entre ellas, su gran elasticidad, se adaptan como un guante al cuerpo. Lo que permite un gran descanso.

Ventilación perfecta, permite que el aire circule de forma continua gracias a los agujeros que suelen tener todos los colchones fabricados de este material.

De gran durabilidad, estos colchones tienen una vida útil mucho más allá de los 10 años que recomiendan los expertos.

Suelen ser productos certificados.

Aplicación médica del colchon de latex

Al ser hipoalergénico, es decir que es muy resistente a los ácaros, moho y bacterias se suele recomendar para personas enfermas que han de pasar mucho tiempo en cama.

Otro de los factores que lo hacen perfecto para personas que han de guardar mucho reposo es su perfecta ventilación y la elasticidad.

Densidades, tamaños y alturas del colchon de latex

En cuanto a la densidad, se mide en Kg/m3 y dependerá de lo “duro” que queramos que sea este.

Las alturas pueden variar mucho de un fabricante a otro, pero se recomienda siempre utilizar colchones de al menos 16 cms de altura para asegurarnos de aprovechar todos sus beneficios.

En cuanto a los tamaños podemos encontrar todos los estandares, 90, 105, 135, 150, 200 e incluso algunas medidas especiales. Incluso se pueden pedir a medida en algunos fabricantes.

Cómo cuidar  y mantener un colchon de latex

Lo mejor es no instalarlo nada más recibirlo, sino dejarlo sin el plástico de embalaje unas horas en un lugar ventilado. Se puede apreciar un fuerte olor durante los primeros días.

Es recomendable voltear los colchones cada cierto tiempo, al principio más veces para que vaya tomando forma y adaptándose a nuestro cuerpo.

También es bueno cambiar la parte de la cabecera por los pies de vez en cuando para distribuir bien el peso.

No se recomiendan bases tapizadas o somieres de láminas muy juntas, porque no permiten el buen aireado del colchón. Cortan la transpiración natural de este.

Colchon de latex natural o sintético

La diferencia entre uno y otro está en la forma de extraer la materia prima con la que se fabrica el colchón.

Mientras el látex natural como ya hemos comentado sale de la savia de un árbol.

El látex sintético se extrae del petroleo. Pero no es nocivo ni entraña ningún riesgo para la salud.

A tener en cuenta en los colchones de latex

Puede que al utilizar por primera vez este tipo de colchones experimentemos sensaciones de más calor de lo normal. Eso se puede contrarrestar con fundas que permiten mayor ventilación.

El látex sintético es menos transpirable que el natural.